Se duplica el número de divorcios cuando las personas comienzan a ver porno

Se duplica el número de divorcios cuando las personas comienzan a ver porno

Hay una regla, comúnmente citada en el internet que dice: “Si existe, hay p***o en ello“. Aunque es una exageración, no hay duda que tanto hombres como mujeres están consumiendo más vídeos de sitios web de porno gratis desde que el mundo vino a estar en línea. Ahora, un nuevo estudio examina como esto podría afectar la concepción del matrimonio en los Estados Unidos. El estudio, un manuscrito presentado a finales de agosto de en el encuentro anual de la Asociación Sociológica Americana en 2016, sugiere que hombres y mujeres que comienzan a ver videos porno gratuitos, en durante su matrimonio, son más propensos a sufrir un divorcio, que sus parejas que no ven vídeos porno gratuitos o sitios web para adultos en lo absoluto. Previos estudios sobre sexo y matrimonio han sugerido que la concepción del material con sexualidad explícita no es buena para la salud marital. Pero muchos otros estudios han estado en conformidad con la selección cruzada de los datos, que solo da una pequeña imagen de lo bueno que pueden ser los sitios web de porno gratis para la felicidad marital. Ahora, los investigadores estuvieron dispuestos a analizar a las personas que veían porno gratis, y al impacto en el matrimonio en un período de varios años. Analizando los datos, Perry y su colega Ciro Schleifer, encontraron que las personas que comenzaban a visitar sitios de porno gratis y vídeos fueron más propensos al divorcio de su pareja durante la investigación. Para los hombres, la posibilidad de divorcio incrementó de un 5% a un 10%. Para las mujeres, el número incrementó de un 6% a un 18%. Así que, ¿Ya ha decidido si ver porno gratis en línea, o no?

Literatura porno vs. Películas porno

Literatura porno vs. Películas porno

“A cada cual lo suyo”, así dicen. La pornografía se ha esparcido por casi todos los aspectos de la vida. Se puede encontrar en películas, videos, revistas, libros, incluso en juegos de computadora. En el internet y las revistas puedes encontrar anuncios para encuentros personales. Antes de el desarrollo masivo de las películas porno, en los 80’s y 90’s, los hombres a veces le echaban un vistazo a algunas revistas porno. Veían fotos de mujeres jóvenes desnudas, y la historia escrita al reverse, en mi opinión, no era leída. La imaginación mientras veían las fotos les permitía hacer sus propias fantasías sexuales. Las mujeres estaban en una situación similar también. En su caso, era un poco lo contrario, las mujeres encontraban eróticas las novelas, donde el sexo era descrito en forma poética, pero lo suficientemente inexacta para que la imaginación pudiera trabajar. Así que inventaban su propia historia porno privada. Las fotos en las novelas no estaban permitidas, así que las mujeres podían imaginar la historia a su manera, representando el hombre y la mujer con preferencias personales. Hoy en día, las mujeres también tienen el valor y la claridad para ver películas porno, por lo que no es más solo un trabajo del hombre. Ocasionalmente puedes también encontrar a una chica valiente, que le da una ojeada a una película porno por si sola, o mucho mejor, que ve una película porno con su pareja. Una ojeada común, puede también enseñarte algo nuevo acerca de tu pareja, una nueva posición o agregar un poco más de pimienta a tu vida sexual, pero si es solo un poco.